BODEGA CILLAR DE SILOS

Torresilo tempranillo 2015

Vino tinto

Uvas: 100% tempranillo

DVYV: Cillar de Silos un referente en bodega familiar, y en historia del vino de calidad de la Ribera de Duero, ademas de contar con una bodega subterranea del siglo XVII. La bodega tal y como la conocemos es una herencia historica, y como nos cuentan el nombre es homenaje al monje que se encargaba de la intendencia del monasterio de Silos, el se encargaba de organizar la despensa, los alimentos y los vinos de tlos religiosos. Este Torresilo esta elaborado con fruta seleccionada de los viñedos de mayor edad y menor producción, procedente de los Pagos del Montecillo, Cascajos y Llanillos. De color picota intenso, de capa media alta. Complejidad aromatica, con toques de fruta en licor, regaliz, cafe, notas balsamicas y recuerdos minerales. En boca es elegante, sabroso, equilibrado, fresco y tiene notas lacteas.

 

Cillar tempranillo 2016

Vino tinto

Uvas: 100% tempranillo

DVYV: Cillar Tempranillo es un tinto joven, del año, que recupera la tradición de la Ribera del Duero cuando nació en los años 80 de elaborar vinos sin pasar por barrica con el fin de reflejar de la manera más fiel posible la gran calidad de sus uvas. De colorcereza picota con ribetes violaceos, de capa alta y lagrima gruesa. Destacan aromas de frutas rojas y negras maduras, notas florales y toques minarales. En boca predominan las frutas, es carnoso, sedoso, agradable, refrescante gracias a su equilibrada acidez, intenso y muy fino.

 

 

Cillar de Silos crianza 2014

Vino tinto

Uvas: 100% tempranilo

DVYV: El Crianza de Cillar de Silos es la espina dorsal de la bodega porque es el reflejo del carácter que tiene la Tempranillo en las tierras de Quintana de Pidio. Este vino cuenta con crianza en barrica de roble frances durante 12 meses. De color cereza picota intensa, con reflejos violaceos, de capa media alta. En nariz mezcla la elegancia con la madurez. Se perciben los aromas de fruta negra y roja ácida,especias dulces, cedro, ligeros torrefactos que van desapareciendo y regaliz. En boca es carnoso, sedoso, equilibrado y con buena estructura. Tiene una acidez refrescante que nos alarga el vino, los taninos maduros todavía firmes por pulir. Tiene persistencia y destaca la finura.

Cillar de Silos