La vinoteca perfecta para un buen vino

La bodega perfecta es aquella que mantendrá sus vinos en condiciones óptimas. Debe ser fresca, oscura, seca y estar bien ventilada. También debe tener los niveles adecuados de temperatura y humedad. Para conseguirlo, necesita varios componentes: aislamiento de las paredes, suelo, estanterías con separadores, puertas (de entrada y salida), iluminación, controles de temperatura y humedad…

DALL·E 2023 01 11 14.54.16 vino vinoteca

Pared vista

Pared visible:

  • Asegúrese de que la pared es visible desde la habitación.
  • Asegúrese de que la pared no esté demasiado cerca de la puerta.
  • Asegúrese de que la pared no esté demasiado cerca del techo.
  • Asegúrese de que la pared no esté demasiado cerca del suelo.
  • Asegúrese de que la pared no esté demasiado cerca de estanterías o muebles a ambos lados de la misma, para que pueda acceder fácilmente a todas las partes de su colección de vinos sin tener que mover objetos delante o detrás según sea necesario.

Estantes

  • Estantes de madera. Puede elegir entre una variedad de tipos, incluyendo:
  • Estantes de listones de madera. Son el tipo más común de estantería de bodega y suelen estar hechas de pino o cedro. Suelen tener listones separados entre sí lo suficiente para que las botellas queden cómodamente colocadas sin caerse y, al mismo tiempo, permitan que el aire circule lo suficiente para que el vino respire con facilidad. Algunas personas prefieren las tablas de madera maciza, ya que proporcionan más apoyo y seguridad, mientras que a otras les gusta su ligereza, ya que no añaden peso adicional a su colección si está apilada en lo alto de un sistema de estanterías (aunque recuerde que una ventilación adecuada sigue siendo importante).
  • Estantes metálicos. Las hay de muchos tamaños y formas diferentes; algunas tienen opciones ajustables para que pueda utilizarlas para almacenar tanto botellas de tamaño normal como magnums (que suelen contener el doble). Tenga en cuenta también que el metal tiene buenas cualidades térmicas: mantiene las temperaturas frías durante más tiempo que la madera, por lo que si vive en una zona donde los inviernos son muy fríos durante todo el año, podría ser óptimo para el entorno de su bodega.

Suelo

El suelo es una parte importante de la bodega, ya que proporciona nutrientes y agua a las raíces. También sirve como filtro natural que limpia cualquier producto químico o pesticida nocivo que pueda haber en el suelo antes de que llegue a los vinos.

Para asegurarse de que su suelo es adecuado para el cultivo de la vid, debe asegurarse de que:

  • Está libre de piedras y rocas.
  • Está libre de pesticidas y productos químicos.
  • No contenga insectos ni otras plagas (como gusanos).

Puerta

Aunque la puerta es en gran medida un elemento estético, también es un componente práctico de la bodega. Y aunque tenga la tentación de elegir la puerta más grande y cara que pueda encontrar, ¡no lo haga! Ese tipo de puerta sólo sirve para impedir la entrada de cosas malas. Lo mejor es que pueda respirar, para que el aire caliente y la humedad puedan salir por las pequeñas aberturas de las paredes y el techo.

Debería instalar una cerradura en su bodega para que nadie entre en ella cuando no esté en casa; sin embargo, si alguien entra antes de que usted regrese (o viceversa), es posible que no pueda abrir esa puerta cerrada a menos que tenga llaves de acceso o herramientas para derribar puertas (y esperemos que nadie las tenga). Y, por último, piensa en lo fácil que le resultará a cualquiera que necesite acceder: a ti mismo o a otros miembros de tu hogar, entrar cuando otra persona se ha quedado fuera…

Iluminación

La iluminación también es importante en una bodega. Al igual que ocurre con las personas, la luz puede influir mucho en el envejecimiento del vino. Por ejemplo, demasiada luz ultravioleta o demasiado calor pueden afectar negativamente a la calidad de las botellas. Para mantener unas condiciones óptimas de conservación, debe mantener la temperatura en torno a los 10 °C (50 °F) y una humedad constante del 70%, con bajos niveles de vibración.

La luz no sólo es necesaria para conservar el vino en las mejores condiciones, sino también para inspeccionar o leer las etiquetas.

Control de temperatura y humedad

Por lo tanto, conviene almacenar el vino adecuadamente. Es importante mantener la temperatura y la humedad constantes. La temperatura ideal para guardar el vino es entre 12 y 14 grados centígrados. El nivel de humedad ideal es del 75%. Un nivel de humedad elevado puede causar moho e incluso estropear la propia botella al permitir el acceso a ella de insectos o roedores.

Mantenimiento de la vinoteca

  • Limpiar regularmente.
  • Compruebe los niveles de temperatura y humedad.
  • Mantenga la puerta cerrada.

Esperamos que ahora pueda encontrar la bodega perfecta para su hogar. Hemos enumerado algunas de las características más importantes y cómo elegirlas para que pueda tomar una decisión informada a la hora de comprar una nueva o renovar un espacio existente.

Deja un comentario